Reina Luisa Tamayo: Un instrumento de EE.UU. para manipular la opinión pública sobre la supuesta violación de los DD.HH. en Cuba.

Por Sonia Salanueva González
Reina Luisa repite como un papagayo, lo que la ultraderecha norteamericana encabezada por los Ross, Díaz Balart y comparsa, le hicieron aprender para que dijera ante el Congreso, incluyendo que se redoblara el bloqueo a Cuba, país donde nació, tiene familia y donde a su hijo se le dio una esmerada atención médica sin escatimarse recursos, aunque ahora se haya vendido para decir lo contrario.
Lo que hay que dar a conocer es si el gobierno de EE.UU. tiene moral para enjuiciar a ningún otro país, y menos mediante flagrantes mentiras como es en el caso de Cuba, acerca del tratamiento otorgado a la población penal como una manifestación de violación los derechos humanos.
Habría que preguntarse hasta dónde cree el Imperio que puede engañar con tan burdas mentiras a la opinión pública norteamericana e internacional. La camiseta mostrada en la foto por la madre de Guillermo Zapata Tamayo, lleva a cuestionarse si éste vestía esta prenda al morir en un hospital, donde era atendido con todo el cuidado por el personal de la salud cubano; o la vestía en alguno de sus altercados con otros ciudadanos por los que fue juzgado antes de ser reclutado para servir como víctima de la inescrupulosa campaña orquestada por el gobierno de EE.UU. contra Cuba.
Las autoridades y el gobierno cubanos ofrecieron oportunamente de forma diáfana toda la información sobre Zapata, pero como el Imperio no se conforma ante la fortaleza y prestigio de la Revolución cubana a nivel internacional, pues sigue invirtiendo dinero para dramatizar mediante falsedades la supuesta violación de los derechos humanos en Cuba.
¿Por qué los políticos de la ultraderecha de la Florida, el gobierno y el Congreso de los EE.UU. no hablan ni llevan a los familiares de los 7 millones de encarcelados que tiene en su país en condiciones de castigo infrahumanas y que constituye la cifra mayor a nivel mundial de población penal.?
Solo por citar un ejemplo, recientemente se denunciaban que las condiciones de los penales californianos son deplorables, donde los presos se declararon en huelga de hambre por la violación de los derechos humanos. El Tribunal Supremo de éste estado, hace dos meses tildó de ilegal la situación de las mismas, pero nada sucede para subsanarlo.
De acuerdo al veredicto sobre dicha prisión la insuficiencia de los servicios médicos en las citadas cárceles ha causado la muerte de muchos presos.
Decenas de internos, se quitan la vida cada año en las prisiones estatales de California. El 70% de ellos estaban confinados sin acceso a hablar con ninguna persona.
Los prisioneros de los centros penitenciarios de este estado consideran que los castigos que se les impone son crueles e inusuales, por tanto, se está violando la Constitución del país, al mismo tiempo, anunciaron que, preferirían morir para no seguir siendo torturados.
Estados Unidos tiene menos del 5 por ciento de la población mundial y casi la cuarta parte de los presos del mundo. Los juristas de otras naciones industrializadas afirman que están desconcertados y asombrados por la cantidad y extensión de las condenas carcelarias norteamericanas. Estados Unidos tiene 2.300.000 personas tras las rejas, más que cualquier otra nación, según datos del Centro Internacional de Estudios Carcelarios, del King s College, de Londres.
El centro de estudios carcelarios lo ubica como primero en la lista de índices de encarcelamiento, pues tiene 751 personas presas por cada 100 000 habitantes, si se consideran solo los adultos, eso representaría que uno de cada 100 norteamericanos está preso
Según expertos norteamericanos y extranjeros existen múltiples factores para tan alto índice de población penal, entre los que señalan mayores niveles de delitos violentos, condenas más severas, racismo, entre otros.
El imperio norteamericano de esto no habla ni hace nada por enmendarlo. ¿Puede ser EE.UU. entonces el que trate de lesionar el prestigio de Cuba sobre la supuesta violación de los derechos humanos, cuando son ellos los mayores voladores de estos derechos?
Y solo hemos hablado del sistema carcelario, pero qué decir de los graves problemas sociales; los inmigrantes indocumentados que aún siguen en un limbo que parece eterno, un seguro médico inaccesible para millones de personas y un sistema de seguridad social en quiebra. Los partidos están muy lejos de ser organizaciones democráticas y solo son complejas maquinarias electorales donde la gente no tiene ningún tipo de protagonismo.
Y qué decir de un sistema educacional en crisis con bajos índices de promoción y recortes cada vez mayores al presupuesto para las escuelas públicas que tienden cada día más a ser privatizadas con las consecuencias lógicas de menos oportunidades, donde desafortunadamente los estudiantes hispanos y afroamericanos son los más perjudicados.
Solo en el estado de Nueva York el 47% de los estudiantes no aprobó el inglés y el 40% no aprobó las matemáticas, según el Departamento de Educación. Estos resultados se agravan cuando vemos los resultados de los estudiantes de las comunidades más pobres y marginadas de Nueva York, donde alrededor del 65% no aprobó la prueba de inglés y un 70% no aprobó matemáticas. El sistema educativo público burocratizado, examen-céntrico y desconectado de las realidades particulares de la gente.
En EE.UU. la salud no es un derecho sino un privilegio para quienes pueden pagar. Un estudio realizado por el Fondo Commonwealth señala que la asistencia sanitaria de este país es la más cara y a la vez la más deficiente entre los países del “Primer mundo”. De acuerdo a los resultados del estudio EE.UU. aparece ubicado como último en la lista, en aspectos claves vinculados al alcance de la salud sobre el ciudadano común.
Luego, el Imperio no se ocupa de sus problemas internos tan importantes que atañen a los ciudadanos de su país, pero sin embargo gasta millones de dólares para subvencionar la subversión interna en Cuba y para comprar a personas como Reina Luisa para una vez más tratar de acusar a la Isla de violar los derechos humanos.
Solo con ver lo declarado por Reina Luisa cuando su hijo estaba ingresado en un hospital cubano queda clara toda la patraña orquestada por la ultraderecha cubanoamericana y el gobierno de EE.UU, porque no hay que olvidar que se ha anunciado que el propio presidente de EE.UU. recibirá a “la señora instrumento”. Video declaraciones Reina Luisa sobre atención a su hijo en Cuba http://www.youtube.com/watch?v=YO8NvQXYHc8
Es muy difícil para el Imperio tratar de demostrar que en Cuba se violan los derechos humanos cuando en la Isla sucede todo lo contrario a lo que acontece en la gran potencia norteamericana. Solo con comparar referentes tales como justicia social, sistemas judicial y penal, la educación y la salud es suficiente para que se desmoronen sus falacias.

Advertisements

Leave a comment

Filed under Uncategorized

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s